El proyecto

“Aprender mediante la experiencia es una de las reglas fundamentales del aprendizaje sostenible.”

La educación y formación profesional dual o los programas de aprendizaje acogidas como propuestas prometedoras para superar la crisis económica en el sur de Europa y acelerar la economía de los antiguos estados socialistas en el este de Europa son una prioridad desde hace años en Europa y (cp. EU 2018) y en las políticas nacionales. En consecuencia, se han comenzado una variedad de proyectos para apoyar el aprendizaje en el trabajo en “todas sus formas”; para una descripción completa, véase por ejemplo WBL-toolkit (2018). Sin embargo, si profundizamos en estos proyectos, cabe destacar que muchos de ellos están bastante lejos de los programas de aprendizaje “reales”. La mayoría de las medidas adoptadas son prácticas, proyectos de aprendizaje, simulaciones, etc., lo cual deriva en una falta de sostenibilidad después del final de la financiación de los proyectos. Para discernir nuestra propuesta de prácticas o de proyectos de aprendizaje, nos hemos centrado en el “aprendizaje en el trabajo basado en un programa de aprendizaje”. En nuestro proyecto ERASMUS+ “Integrando Empresas en un Sistema de Aprendizaje Sostenible” (ICSAS) estamos trabajando (junto a otros) en la siguiente cuestión: ¿bajo qué circunstancias un exitoso piloto de aprendizaje en el trabajo de 1 año puede integrarse en la normativa de formación profesional de Portugal y Rumania?

Otra propuesta a nivel de políticas para aumentar el vínculo entre la FP y los mercados laborales han sido los Marcos de Cualificaciones (cp. EU 2008 y EU 2017). Para lograr transparencia y comparabilidad entre las cualificaciones, se establecieron marcos nacionales de cualificación en los países europeos y se han conectado al Marco Europeo de Cualificaciones (MEC). En los últimos años, se han publicado muchos artículos, argumentando que los marcos generales de cualificaciones no son más que “un caso paradigmático de reformas educativas itinerantes” (Bohlinger 2019). Por otro lado, se ha publicado alguna prueba de que los marcos de calificaciones sectoriales podrían ser de valor agregado para mejorar la transparencia de las cualificaciones en el sector respectivo (cp. por ejemplo SIQAF 2018).

En este contexto, hemos sacado tres conclusiones para nuestro proyecto de investigación y desarrollo:

  • Incluir la “sostenibilidad” no solo como un término florido, sino como un elemento central en nuestra propuesta.
  • Dejar de “desplazarse” entre marcos de cualificación proporcionando una herramienta fija en forma de marco de cualificación sectorial.
  • Y por lo tanto; en consecuencia, centrarse en un solo sector: la producción industrial de calzado.

Nuestro proyecto (véase los resultados en cp. resultados) se ha basado en las siguientes preguntas:

  • ¿Qué se puede aprender en los procesos de trabajo reales?
  • ¿Qué se debe aprender en los procesos de trabajo reales?
  • ¿Cuáles son los factores de apoyo y los factores que dificultan la inclusión del aprendizaje en el trabajo basado en un programa de aprendizaje en los sistemas nacionales de FP?
  • ¿Existe algún valor agregado en los marcos de cualificación sectorial?

No encontramos barreras “objetivas” o “duras” para el desarrollo de prácticas en países con FP tradicionalmente en institutos; pero sí una serie de factores “subjetivos” o “débiles”, como el escepticismo sobre la calidad de los resultados del aprendizaje del aprendizaje en el trabajo impulsado por los planes de estudio, las preocupaciones de que los aprendices se exploten como mano de obra barata, incertidumbres sobre los roles de las partes interesadas involucradas, etc. A pesar de estos factores, hemos diseñado, implementado y probado con éxito un piloto de aprendizaje en el trabajo de un año basado en el plan de estudios en Portugal y Rumanía.

Asimismo, hemos desarrollado un marco de cualificaciones sectorial (nivel 2-4); un esquema de las cualificaciones en Portugal, Rumanía, España y Alemania centradas en la producción de calzado industrial cuyo el potencial de beneficio reside en las personas que poseen cualificaciones en el sector de producción de calzado industrial. Actualmente estamos trabajando en un manual de transferencia, con la esperanza de que nuestra propuesta sea transferible a otros sectores.

Cortesía de ISC e INESCOP;  Derechos de autor ISC e INESCOP